“Mesa Sindical” cierra histórica y exitosa campaña nacional de sensibilización en favor de los derechos laborales de los/as migrantes

Como una clara muestra de experiencia de unidad ha sido el despliegue conjunto de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT Chile), la Central Autónoma de Trabajadores (CAT) y la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), en pos de un objetivo común como lo es la protección de los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras migrantes. Las tres organizaciones,  conformaron la Mesa Sindical, a través de la cual, entre otras actividades, realizaron seminarios de capacitación en distintas regiones del país  dirigidos  a las dirigencias sindicales, con el fin de instalar el tema de la migración en las agendas de trabajo de las organizaciones sindicales, fomentando la inclusión de los trabajadores y trabajadoras migrantes en los sindicatos, con miradas de género y en unidad desde el movimiento sindical Así como también esta Mesa busca influir en la discusión del Proyecto de Ley de Migraciones.La Mesa Sindical, se convocó por iniciativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en noviembre del 2016 y a partir de esa fecha se diseñó el plan de acción conjunta. Para los seminarios regionales contó con el apoyo de la Dirección del Trabajo (DT) y el Departamento de Extranjería y Migración (DEM), de modo tal que recorrieron distintas ciudades del país: Arica, Iquique, Antofagasta, Región Metropolitana y Punta Arenas; zonas donde se da mayor flujo migratorio,  abordando el tema con una mirada  local puesto que en cada región, la migración tiene sus propios matices.

Y este miércoles, en una ceremonia celebrada en el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, se realizó el cierre de este ciclo de seminarios con la entrega también de un documento que recoge la experiencia y contextualiza la problemática migratoria, planteando los desafíos que se deben enfrentar. Documento que se hará llegar a los sindicatos junto a un manual de la Inspección del Trabajo  sobre Derechos y Deberes de la Ley Laboral.

En el acto participaron junto a los dirigentes de las tres centrales de trabajadores, la ministra de la cartera, Alejandra Krauss y la subsecretaria Jeannette Jara; el director del Trabajo, Christian Mellis, la oficial de Programación de la OIT Chile, Pamela Roa: el director de la Academia Diplomática “Andrés Bello”,  Juan Somavía; representantes del empresariado, de organizaciones de migrantes y  de la Fundación Friedrich Ebert (FES) y  autoridades diplomáticas  de Bolivia, Perú, Panamá, República Dominicana, entre otros, coronando el acto con la presentación de cuadros folklóricos de Perú y Chile.

“Ha sido un gran día para el mundo sindical. Participamos como CUT en una mesa histórica las tres centrales en un tema que hoy está presente más nunca como es el de los y las migrantes y sus derechos  en igualdad y con mirada de género (…). Estuvimos un año con los compañeros, sensibilizando, educando al mundo dirigencial en lo que significa tener en nuestro lugar de trabajo, un compañero migrante y hoy estamos cerrando este ciclo de trabajo conjunto”, dijo la vicepresidenta nacional de la CUT, Amalia Pereira tras finalizar  la emotiva ceremonia.

Pereira recordó que la CUT desde hace cinco años que viene trabajando el tema de la migración laboral, cuando la secretaría de Derechos Humanos, a cargo ese entonces de Patricia Coñoman, la tomó como una de sus banderas de lucha y “nosotros hemos seguido este trabajo que hoy está cosechando frutos”. Al respecto, insistió en resaltar que los derechos laborales y colectivos son los mismos para todo trabajador(a) del país: “y sin duda que lo que está pasando con los migrantes, vulnerando sus derechos, es lo que le está pasando a muchos chilenos hoy en día”.

Sobre el histórico trabajo conjunto de las tres centrales, Pereira dijo que sin duda  tuvieron la capacidad de juntarse pese a las diferencias pues “nos unió un criterio: el migrante con mirada de género “, señaló Pereira, contando que esta experiencia unitaria, tuvo incluso repercusiones en América Latina pues “no todos los días se converge en temas de alta relevancia. Por eso creo que nuestra Central ha dado un salto cualitativo importante en temas de migración que ha sido muy bien valorado”.

En esa perspectiva, la dirigente resaltó la importancia de sensibilizar a la población sobre este flujo migratorio que tampoco está desbordado como lo hacen aparecer los medios de comunicación, ya que de acuerdo a datos oficiales, la migración en Chile si bien ha crecido en los últimos años, está muy por debajo de los países de la OCDE que supera el 13%, cifrándose en nuestro al país en alrededor del 3%. Se estima que el promedio mundial es del 3,3%.

 “Es un mito que los extranjeros nos vienen a quitar puestos de trabajo; ellos son un aporte. Nuestra sociedad es machista y racista. Nos molesta el color de la piel y el idioma distinto”, refiriéndose a los brotes racistas que afecta en especial a los haitianos: “tienen las mismas condiciones que los trabajadores chilenos porque no hay un Código del Trabajo distinto, es el mismo para todos”, puntualizó, haciendo énfasis que “la mujer migrante es la más vulnerada, porque trabaja en las áreas más precarias, y ella tiene una familia en su país de origen, a la cual le debe enviar dinero pero también se tiene que mantener acá y en corto tiempo, está  su necesidad de traer a sus hijos porque el mundo es para todos, y todos soñamos con mejorar nuestras condiciones de vida”.

Un tema en el que también está trabajando la Mesa, es influir en el Proyecto de Ley de Migraciones, que pretende reemplazar al único decreto ley que hay sobre la materia (N` 1094) que fue redactado durante la dictadura militar (1975) “el cual no se ha cambiado ni un ápice”, acotó  Pereira.  Otra urgencia que han hecho ver, es la necesidad de que el Estado chileno ratifique los Convenios N`97 y N`143 de la OIT, que norman y establecen propuestas sobre el trabajo en temas de migración y que buscan ser una guía para las legislaciones locales.

Otros desafíos que se han planteado es fomentar “el diálogo social sindical internacional para lograr la firma de acuerdos de convalidación u homologación de estudios” y promover la afiliación de los trabajadores migrantes a las organizaciones sindicales a lo largo del país y así junto a los trabajadores (as) chilenos(as) exigir sus derechos laborales.

*/ */