CUT alerta grave precedente que está imponiendo GASCO a sus trabajadores en huelga, al vulnerar derechos normados por la Reforma Laboral

“No podemos aceptar que esto se vuelva el pan de cada día de las empresas  (…), simplemente porque se sientan protegidos o amparados, probablemente, por el resultado de una elección (Presidencial). Eso nos parece tremendamente peligroso y pone en riesgo no solamente el derecho de este sindicato, sino que pone una voz de alerta respecto de todas las negociaciones colectivas que vamos a tener que enfrentar de aquí en adelante”.

Así lo advirtió este miércoles, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, quien junto al secretario General, Nolberto Díaz y la vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la Central, Tamara Muñoz entregaron su respaldo, cooperación y solidaridad al Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores de la Compañía de Consumidores de Gas de Santiago, Empresas Filiales, Afines y Otras,  (creado en el año 1938  al alero de Gasco y  agrupa a 115 trabajadores, de las empresas del grupo: Gasco S.A., Gasco GLP, Metrogas, Centrogas, Autogasco).

Desde el pasado 19 de diciembre que el sindicato  se encuentra en huelga y es la primera que vive la compañía gasífera en sus 162 años de historia. Los trabajadores la hicieron efectiva, luego de rechazar de plano las propuestas de la gerencia, orientadas todas a reducir o quitar a los trabajadores beneficios conquistados hace décadas, como por ejemplo la “indemnización a todo evento que se conquistó en la década de los 60:  a partir de los tres años, los trabajadores cuando se quieran ir de la empresa, pueden irse con su sueldo completo por todos los años de servicio, pero la empresa ahora quiere quitar ese beneficio, quiere quitarnos todos los bonos colectivos”, explicó el secretario del sindicato, Mario Tapia, agregando que sus demandas fundamentales son “mantener el piso de la negociación y negociar hacia arriba y no hacia abajo como quiere la compañía. No podemos botar beneficios que fueron ganados hace muchos años por la gente que trabajaba en la fábrica del gas en aquellos tiempos”.

El accionar de la empresa está  cruzando incluso el límite hacia  la ilegalidad al vulnerar derechos consagrados en la nueva Ley Laboral: “Se han cometido prácticas antisindicales extralimitadas porque tenemos a la presidenta del sindicato con cuatro meses sin sueldo, los directores fuimos amenazados por el gerente de Gestión de Personas que está en la Comisión Negociadora (…) que fue funcionario de confianza del primer gobierno de Piñera y además está asesorado por un grupo de abogados, donde el abogado principal, Ricardo Canales,  fue subsecretario del Trabajo en el gobierno de Pinochet”, contó Tapia, agregando que la empresa está apelando a los tribunales “para insistir en  quitarnos el derecho a negociar colectivamente. Quieren también quitarnos el piso de negociación. Además, la empresa está burlando, claramente,  la ley a vista y paciencia de todos, porque está haciendo reemplazos (de trabajadores en huelga) absolutamente ilegales, porque no están dentro de los equipos de emergencia que quedaron establecidos dentro de los servicios mínimos”.  Al respecto, indicó que la Dirección del Trabajo (DT) ha enviado fiscalizadores, “pero no se ha hecho un trabajo tan acucioso; la empresa se allana, pero después los reemplazos los siguen haciendo igual (…). Nosotros sentimos que la nueva ley (Laboral) es buena pero la burlan igual”.

Al respecto, Figueroa dijo que “situaciones como estas, nos demuestran  que sigue existiendo un sector del empresariado, que no entiende que hoy existen nuevas normas laborales, porque acá lo que se está vulnerando son precisamente los pilares de la Reforma Laboral: el derecho a huelga sin reemplazo, se está vulnerando el piso de la Negociación Colectiva y por esa vía y por la vía de las prácticas antisindicales, la titularidad sindical”. Es por ello, precisó que “hemos solicitado a la seremi del Trabajo (de la Región Metropolitana), María Eugenia Puelma, que pueda reunirse con el sindicato y ver qué acciones desde el Ministerio se pueden ejecutar, que no sea solo depender de la acción de fiscalización de la DT y por cierto que nosotros, vamos a ocupar todos los medios que tenemos para hacer esta denuncia también”.

La dirigente, enfatizó que estos hechos hay que denunciarlos “por la gravedad de lo que significa. Acá no estamos hablando de cualquier empresa, no estamos hablando de cualquier gerente. Estamos hablando de gerentes que estuvieron vinculados al gobierno de Sebastián Piñera y que hoy, probablemente, sienten que tienen la posibilidad, con el retorno de Piñera a La Moneda, de poder imponerles nuevas normas a los trabajadores, vulnerando incluso la ley (…). Acá no estamos hablando de cualquier proceso de negociación. Estamos hablando de un proceso de negociación donde, pareciera ser que, se empieza a sentir la mano de quienes se sienten hoy día cobijados por el nuevo Gobierno y eso nos genera un alto grado de al menos, inquietud y preocupación”.

*/ */