CUT rinde homenaje al Presidente Salvador Allende resaltando su legado en el marco de las elecciones Presidenciales 2017

Al cumplirse un nuevo aniversario del ominoso Golpe de Estado, este lunes 11 de septiembre, la Central como es tradicional, rindió un homenaje al ex Presidente de la República Salvador Allende, realizando una romería desde la sede de la CUT hasta las inmediaciones del Palacio de la Moneda, deteniéndose la columna, primero en la emblemática “Puerta de Morandé 80” y luego siguiendo hasta el monumento de Allende situado en la Plaza de La Constitución, lugar donde se dejó una ofrenda floral.

“Siendo la Central de trabajadores más representativa de Chile, tenemos el deber histórico de revindicar las grandes luchas y en eso por cierto, que la voz de nuestro Presidente Salvador Allende, su mensaje a los trabajadores  -este permanente llamado e invitación a que la clase obrera, el mundo sindical estuviera alerta y fuera un actor protagonista- nos convoca nuevamente, en un año marcado por las elecciones, a ser un actor decidor, incidente, a marcar la pauta y a seguir exigiendo transformaciones para nuestro país, porque eso es lo que se pone en juego hoy en Chile; se pone en juego, la posibilidad de seguir avanzando o retroceder frente a aquellos que creen que todo el poder lo tiene que seguir concentrando una élite, una clase dominante y nosotros, frente a eso, nos revelamos. Es por eso que este 11 de septiembre, estamos nuevamente aquí revindicando el rol que tenemos que jugar, asumiendo la tarea histórica que nos legara el Presidente Salvador Allende y señalándole, frente a las puertas de La Moneda que, aquí estamos una vez más para revindicar su legado y para seguir siendo voz de los sin voz; para seguir levantando la voz de aquellos que se dicen minorías, y que somos las grandes mayorías y exigiéndole a Chile: verdad, justicia y no más impunidad, pero también más derechos, porque por eso fue muerto el Presidente Allende, por eso se quiso terminar con el proyecto de la Unidad Popular, no por una persona sino por lo que ella significaba”.

Así lo señaló la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa,  en parte de sus palabras de homenaje en el frontis de la emblemática Puerta de Morandé 80, enfatizando que “si hay alguien en la historia que revindicó el rol del mundo sindical, fue el Presidente Salvador Allende. Por eso corresponde que, no solamente la Central sino que todo el mundo sindical, reconozca su rol. No solo fue ejemplo de las transformaciones para nuestro país sino que también , le dio el lugar que corresponde a una democracia sana; una democracia que no solo tiene el peso de la fuerza y presión que pueden hacer los grupos económicos sino que entiende que, para que las democracias sean sanas tanto como  la voz del mundo empresarial, se requiere también tener una voz organizada del mundo sindical, darle la relevancia, darle garantías, darle espacios de representación y validarla como un actor importante en las definiciones de nuestro país”.

La dirigente, agregó que “en un año marcado por el debate Presidencial, para la CUT no da lo mismo quién gobierne y que la aspiración de la Central, es volver  a ingresar nuevamente de la mano de un Presidente de los trabajadores hacia La Moneda, que la voz del mundo sindical -que es la voz organizada de los trabajadores- nuevamente  pueda ser una voz relevante y trascendental como, en su momento, lo reconociera con tanta hidalguía y con tanta valentía el Presidente Allende”. Asimismo, destacó que los trabajadores “no solo necesitamos más derechos. Necesitamos que, por sobre todas las cosas, se revindique y reconozca nuestro rol. No necesitamos gobiernos paternalistas ni candidatos que crean que puedan representar nuestra voz. Necesitamos representantes en el poder político que entiendan que,  las organizaciones somos las llamadas a hacer las políticas sindicales y que somos las llamadas a defender los intereses de los trabajadores. Y eso, se debe graficar en leyes, en legislaciones que generen mayor equilibrio, pero no pueden pretender superar o revindicar o asumir nuestra voz. Esas miradas paternalistas, no son las que necesitan la democracia. Lo que necesita la democracia, es reconocer el rol de las organizaciones y la CUT, no cabe duda, juega un rol trascendental en nuestro país.

En tanto, José Manuel Díaz, tesorero nacional de la CUT, dijo que “cada día recordamos con más fuerza el legado de nuestro Presidente mártir, compañero Presidente Allende que en su memoria y en la memoria de todos los que combatieron en torno a él, que creyeron en sus palabras, que lucharon por sus ideas, hoy la Central Unitaria de Trabajadores viene a estar presente con todo su cuerpo directivo, pero también para  hacerle ver a la sociedad que la tolerancia, el respeto por la democracia, se tiene que hacer siempre valer”, destacando que nada ni nadie podrá apagar el legado de Allende y lo que “es su contribución a una sociedad más justa, equitativa, en donde todos los hombres y mujeres estemos en igualdad de condiciones para vivir mejor”.

Fabián Caballero, vicepresidente de Formación Sindical y Capacitación de la CUT señaló que este es “un homenaje del presente. Tenemos el derecho, el deber y la obligación de pensar nuestro país, nuestra sociedad, desde la perspectiva de los trabajadores, de nuestra propia realidad, de pensar nuestro futuro en la concepción moral y ética que nos dejó el Presidente Allende y aquel proceso de gran envergadura, de alto nivel de consciencia, de alto nivel de organización. Es la aspiración de todo un pueblo, de todo un conjunto de la sociedad, de reconstruir aquel proceso, de retomar ese hilo conductor y materializar: justicia social, equidad, distribución de la riqueza y que los derechos sociales tengan rango constitucional en una nueva Constitución. Por supuesto que al compañero Allende, no solamente le hubiese gustado sino que hubiese pedido que, en los tiempos que vivimos actualmente, la tarea central debe ser tener una Constitución que recoja las aspiraciones y las necesidades del conjunto del pueblo chileno”.

 

 

*/ */