Bárbara Figueroa se refiere a la contingencia en torno a los 44 años del Golpe de Estado

Cierre de Punta Peuco, casos de Derechos Humanos e incluso por lo acontecido en el Tedeum Evangélico durante la jornada de ayer, fue consultada la presidenta de la CUT en el marco del homenaje al ex Presidente Salvador Allende en calle Morandé.

Tras unas breves palabras en la puerta de Morandé 80, donde la presidente de la Central enfatizó en el rol del sindicalismo, el legado de Allende y el reconocimiento que hacen los trabajadores al gobierno de la Unidad Popular, la prensa que daba cobertura a la actividad consultó a Bárbara Figueroa sobre los temas de la contingencia de prensa sobre esta fecha.

Periodista: Consultarte por el cierre de Punta Peuco anunciado por la Presidenta Bachelet hace dos meses pero que aún no tiene fecha de concretarse.

Bárbara Figueroa: “Aquí ha habido un compromiso que no dudamos que la Presidenta vaya a cumplir, así como ha habido otros que hoy han significado duras críticas de algunos sectores que no entienden en la necesidad de avanzar en una democracia más plena con derechos y justicia social para todos y todas. Por lo tanto no es este el momento en el marco de un 11 de Septiembre donde uno debiese hacer esos emplazamientos, este es un momento para reivindicar lo que fue el gobierno de la Unidad Popular, para hacer memora, para rescatar las tradiciones más republicanas de nuestro país que es respetar el ejercicio de la democracia y la voz de la mayoría  a través de las elecciones y que fue truncada por Golpe de Estado. Acá el llamado es a construir a la verdad, a construir a la justicia y sin duda que nosotros estamos porque se cierre Punta Peuco y esperamos que se entienda como un llamado para seguir reivindicando la verdad y justicia,  y que se entregue la información que hasta el día de hoy no se ha querido entregar”.

Periodista: Respecto la propuesta de la senadora UDI Jackeline Van Rysselvergue de pasar los casos de Derechos Humanos a los Tribunales de Garantía.

Bárbara Figueroa: “Creemos que lo que aquí debe entenderse como principio fundamental es que para las democracias avancen en procesos de reconstrucción de confianzas plenas, lo que se requiere es que se den todas las garantías para que efectivamente los Tribunales puedan hacer la labor que les compete,  y por otro lado, en este caso, las Fuerzas de Orden entreguen la información requerida. Quedarnos hoy en el debate de quién tiene que tener o no el control de los juicios sino existe toda la información para que estos se lleven con todas las garantías, es solo seguir poniendo trabas. El debate sigue siendo la disposición de todas las fuerza políticas de este país, de izquierda y de derecha,  a aquí se puede hacer justicia y se actúe con la verdad, ese es el llamado principal”.

Periodista: ese mismo sentido, qué le parece lo ocurrido ayer en el Tedeum Evangélico con la Presidenta Bachelet.

Bárbara Figueroa: Nosotros lo lamentamos profundamente, la CUT tiene una base sindical de distintas creencias y credos, tenemos muchos dirigentes sindicales representantes del mundo evangélico, sin embargo sabemos que llos no se sienten representados con lo que ocurrió el día de ayer. Aquí es legítimo que todos manifestemos nuestras diferencias, pero cuando transformamos las instancias de liturgia en un espacio de campaña o de acción política mezquina, evidentemente que con eso le hacemos un daño no solo a las instituciones sino también a todo el pueblo evangélico detrás de ello, y por cierto a la institucionalidad.

*/ */