CUT: Amenaza de paro de dueños de camiones no contribuye a solucionar conflicto histórico de La Araucanía

“Lo vemos como una amenaza que no contribuye en nada  a solucionar los graves problemas de un conflicto que es histórico e intercultural y que requiere una solución política”.

Así coincidieron, este miércoles los consejeros nacionales de la CUT, Ramón Chanqueo (a cargo de la subsecretaría de Pueblos Originarios de la Central) y José Sandoval (presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Conductores de Buses y Camiones de Chile), respecto de la amenaza de paralización indefinida de  la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC), si el Gobierno no cumple, dentro de una semana, con sus demandas exigidas en un petitorio  en torno a las medidas que se debiesen tomar ante los ataques incendiarios a camiones en la zona de La Araucanía. Amenaza que, sin embargo fue rechazada por otro gremio del transporte (Confederación Nacional de Dueños de Camiones (CNDC) quienes señalaron  que “no podemos ser los matones del barrio”.

Chanqueo,  fue enfático en destacar que la CUT, “valora y reconoce”,  los esfuerzos de las comunidades mapuches”, las cuales “a través de canales institucionales sobre la base del dialogo permanente  con las diversas contrapartes”, llevan adelante “su demanda histórica de reconocimiento  a su identidad y a la reparación por los efectos de la instalación del Estado de Chile en sus territorios”.

Es por ello que respecto de los atentados incendiarios a camiones, manifestó su “profunda solidaridad  con los choferes  y personal  afectado  por estos hechos, ya que son los trabajadores y sus familias  las que se recienten directamente, como consecuencia de cualquier acto de violencia, provenga  de donde sea,  que atente contra su fuente laboral, puesto que los empresarios protegen sus bienes materiales por medios de seguros,  garantías y franquicias  que les otorga el Estado”, precisando que “situaciones como la quema de camiones y otros tipos de acciones de violencia, solo dan espacios para que aquellos que no comparten las justas aspiraciones de las comunidades ancestrales, exijan al  gobierno la aplicación de medidas de fuerzas y represión contra las comunidades, exacerbando, con ello, sacar provechos coyunturales con otros objetivos políticos para que no se produzca una convivencia pacífica  que dé cuenta  de una real  solución política  de éste conflicto intercultural”.

En ese contexto, el dirigente dijo que “esperamos que la justicia aclare este tipo de acciones  violentas y que el gobierno no dé espacios a  las amenazas de los empresarios camioneros de la CNTC  y que  éstos, adopten las medidas de resguardo, sugeridas por el  Fiscal Nacional  Jorge Abbott, ya que como en toda empresa, son los empresarios los que deben invertir en resguardo de sus bienes garantizando  un trabajo digno,  decente y seguro  para sus trabajadores”.

En tanto, Sandoval, también condenó los hechos de violencia en La Araucanía porque “daña la inversión, daña  los puestos de trabajo de los conductores (…). Es una cantidad enorme de trabajadores que quedan a la indefensión porque también daña a sus familias”, agregando que esta no es la forma de enfrentar el conflicto en la zona: “la CUT no sale a quemar el país para mejorar las condiciones de los trabajadores (…). Los trabajadores cuando salimos a la calle, salimos sin capucha”.

Sobre la amenaza de paro de la CNTC,  Sandoval fue claro en explicar que  “en un día feriado, ellos dicen que se pierden más de 200 millones de dólares, que el país no funciona con un día feriado. Si se paralizara el país como dicen los empresarios del transporte, lógicamente que perderíamos todos en su conjunto y, a lo mejor, sería mucho más elevado el valor respecto del costo de los camiones que se quemaron. Entonces, ¿qué va a resolver un paro de camioneros?…no lo va a resolver, porque con mayor razón van a atacar empresas para agudizar más el conflicto (…). Un paro no da la solución a la problemática que estamos viendo en esa zona (…). Se requiere de una solución política”.

*/ */