CUT entrega propuestas para el Plan Nacional de Igualdad entre hombres y mujeres

Este viernes, en las dependencias del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, se realizó un taller con dirigentas de la CUT, sindicalistas y trabajadoras, para recoger sus reflexiones y aportes a la construcción de este Plan Nacional de Igualdad, definido como “una estrategia que orienta las políticas públicas con el objeto de avanzar hacia el pleno ejercicio de derechos de las mujeres en toda su  diversidad”.

Se trata del Plan Nacional de Igualdad 2018-2030, que está siendo trabajado con el aporte de mujeres que se desempeñan en distintos ámbitos del quehacer nacional (académico, social, sindical, laboral, migrantes, pueblos originarios, etc.) en materias tan diversas y gravitantes como son tanto las demandas por igualdad en el mundo del trabajo, por un trabajo decente, estable y con seguridad social como la necesidad de tener una ley amplia e integral contra la violencia no solo intrafamiliar sino en todos los espacios.

“Es un gran desafío para la CUT, porque es dejar instalados los temas que hoy afectan a las mujeres trabajadoras (…). Para nosotras, es sumamente relevante el hecho de hacer las propuestas y discutir los temas que concluirán con un plan de trabajo que es lo que va a tomar el ministerio para poder trabajar de aquí a los próximos años”. Así lo señaló la vicepresidenta de la Mujer de la CUT, Julia Requena, quien participó en la actividad junto a la vicepresidenta nacional,  Amalia Pereira y a la vicepresidenta de Relaciones Internacionales, Tamara Muñoz.

Entre las principales demandas de la CUT en materia de equidad de género, Requena destacó que son “la igualdad de remuneraciones, que es muy relevante para las mujeres que están en el mundo del trabajo y el tema del acoso y maltrato laboral”, precisando que “temas como estos, queremos relevar, porque de fondo lo que queremos es que las compañeras que están hoy en sus puestos de trabajo ,lo puedan hacer con tranquilidad, con buen ambiente laboral y con buenas remuneraciones que es a lo que aspiramos”.

Por su parte, Pereira recordó que la CUT está participando en la discusión de los contenidos del Proyecto de Ley “A igual trabajo, igual paga” que aborda aspectos relacionados con la discriminación e igualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres y que la Comisión de Trabajo y Previsión del Senado  despachó recientemente a  sala. Pereira dijo que estos temas son parte de la Agenda de la Central y que “de aquí al 2030, tenemos que tener igualdad de beneficios. La Central está involucrada en estos temas. Queremos que las mujeres participen y, fundamentalmente, que las mujeres nos unamos en esta lucha maratónica que nos vemos enfrentadas día a día”.

Asimismo, Muñoz, valoró la importancia de trabajar en conjunto con el citado  ministerio, recalcando la necesidad de elaborar esta estrategia 2030, “para poder terminar con la discriminación, terminar con la invisibilización que han tenido las mujeres en el mundo del trabajo, y poder mejorar con trabajo decente que es lo importante y que buscamos nosotras como dirigentes sindicales”.

En tanto, la ministra de la cartera, Claudia Pascual, explicó que “estamos construyendo el Primer Plan Nacional de Igualdad entre hombres y mujeres del ministerio, pero el cuarto del Servicio Nacional de la Mujer (…). Esperamos, efectivamente, construirlo con un horizonte temporal no para un próximo gobierno sino que con un horizonte temporal hacia el 2030, que nos permita como Estado, como país, poder avanzar de manera más sustantivas hacia la igualdad entre mujeres y hombres. La opinión de las dirigentes sindicales, la opinión de las mujeres que están en el trabajo remunerado fuera del hogar, es tremendamente fundamental, porque es uno de los nudos críticos que tenemos. Necesitamos más mujeres trabajando fuera de los hogares, teniendo derecho al trabajo decente, con ingresos propios y con autonomía para la toma de sus decisiones”.

Respecto del trabajo que está realizando la CUT en estos ámbitos, dijo que “lo relevamos. Hay una Agenda de Género que la CUT ha llevado en los últimos años y esperamos que, efectivamente,  podamos seguir trabajando de manera conjunta. Sentimos un tremendo aporte también, el que hayan asumido de manera voluntaria, el poder tener un tercio de la directiva nacional con dirigentes mujeres como parte también de los desafíos que nos planteó la Reforma Laboral”.

*/ */