CUT se reúne con MEO y da inicio ronda con candidatos presidenciales del mundo progresista

Automatización, empleo y pensiones, fueron parte de los ejes programáticos vistos entre la directiva de la Central y el candidato del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami, donde el abanderado destacó la iniciativa de la multigremial y la unidad que piden los trabajadores para no retroceder en materia de derechos laborales y sociales. Además la CUT descartó reunirse con Sebastián Piñera en esta ronda.

Pasada las 10:30 de la mañana, el Comité Ejecutivo de la CUT recibió en la casa de las y los trabajadores a Marco Enríquez-Ominami, dando inicio a la ronda de encuentros con candidatos presidenciales del mundo progresista y la centroizquierda, para abordar y analizar sus propuestas respecto al mundo del trabajo, materias que serán posteriormente discutidas en los encuentros programáticos a nivel nacional que realizará la Central.

“Nosotros ya lo hemos señalado en distintas oportunidades, a la CUT no la da lo mismo quien gobierne, pero también entendemos que en el marco de ese debate debemos conocer la apuesta programática, cuáles son los desafíos que hoy se están planteando. Sabemos que este tiempo va a estar marcado por quienes quieren seguir profundizando los procesos de reformas y de transformaciones, y por quienes quieren retroceder respecto de ellos.  Por ello entendemos que debemos buscar puntos de coincidencia y diálogo con los candidatos y candidatas del mundo progresista, y llamarlos a construir espacios de unidad”, manifestó Bárbara Figueroa.

El mensaje de unidad entregado por la multisindical fue recogido por el abanderado del PRO, quien indicó que “sabemos que esta es una batalla por quién va a segunda vuelta, y esa batalla no la vamos a ganar peleando todos con todos, y creo que la Central se pone a la vanguardia”.

Añadiendo que “recibimos mensajes importantes. Un pueblo unido, un pueblo que lucha por el mejor ingreso y derecho de los trabajadores, es un pueblo que está a la vanguardia de su tiempo, y la CUT está actuando hoy como un ente no solo social, sino activo y preocupado del futuro y del encuentro entre el mundo progresista, y valoro escuchar este mensaje y lo recojo. Aquí hay que producir unidad. Unidad para los trabajadores, unidad respecto de la elección que viene”.

Respecto a los contenidos programáticos abordados en la cita, se destacó el debate sobre el desafío en entorno a los nuevos fenómenos del mundo del trabajo como la automatización y la robotización, el desafío sobre nuevo modelo de pensiones y protección social, así como la necesidad de una Nueva Constitución y la Asamblea Constituyente.

“Coincidimos en cómo enfrentar el desafío de la automatización y como ella puede impactarnos, sobre todo respecto a entender que ello puede significar la mayor precariedad y el aumento de la informalidad, o las medidas que se deben tomar con estos procesos deben ir acompañadas de garantías de trabajo decente”, señaló la Central.

En tanto que MEO resaltó que “enfatizamos y empatizamos en temas que son eminentes como la robotización, donde hay estudios que indican que quizás la mitad de los empleos que conocemos hoy en Chile puedan dejar de existir en los próximos 10,20 y 30 años, por lo tanto hay que adelantarse. El empleo decente es un compromiso del PRO y de nuestra candidatura”.

“Nos parece clave avanzar en la mejoría de los ingresos de las mujeres en el mercado laboral, en los temas de negociación colectiva, en el derecho a huelga, y en un conjunto de materias que son propias de la CUT y que yo he aprendido y comprendido”, agregó el candidato.

Asimismo la presidenta de la miltigremial destacó que la conversación sostenida con Enríquez-Ominami. “Tuvimos un muy bien diálogo, ya nos habíamos reunido con Marco en el debate presidencial anterior, por lo tanto pudimos seguir profundizando en algunas materias que ya en esa oportunidad discutimos. Ciertamente, que como con cualquier candidatura, hay mayores énfasis en algunos puntos pero respecto de la valoración, respecto del rol que deben jugar el mundo del trabajo y los trabajadores para avanzar en una democracia más plena en nuestro país, hay un compromiso férreo y eso para nosotros es tremendamente saludable”.

Rol de la CUT y los trabajadores que fue replicado por el presidenciable. “Mi compromiso es con la CUT. Yo creo que la Central a diferencia de lo que piensa Sebastián Piñera es un motor de debate, un motor de desarrollo, los trabajadores no son parte de la ecuación, son la finalidad de la sociedad”.

Al terminar la reunión, Bárbara Figueroa manifestó que esperan que el tono y espíritu que se ha dado hoy con Marco Enríquez-Ominami, también sea con el que puedan discutir con los otros candidatos presidenciales. “Esperamos que este hilo conductor sobre el fortalecimiento del mundo sindical siga expresándose en el marco de los próximos diálogos, pero como digo, aquí de lo que se trata por sobre todas las cosas es que hoy tenemos un desafío principal que es que no vuelva la derecha al gobierno”, descartando con ello la posibilidad de reunirse con Sebastián Piñera. “No creemos que hayan punto de coincidencia con su candidatura y por eso hemos hecho una apuesta muy clara como CUT de reunirnos con los candidatos del mundo progresista solamente”.

Definición de la Central que fue saludada por Enríquez-Ominami. “Veo a la CUT súper lúcida y clara en que aquí se trazó un camino, un camino que se pudo haber recorrido mal, que hay que corregirlo y cambiarlo, pero ese camino no puede retrocederse, y Piñera lo que quiere es borrar con el poder de su chequera lo que se ha hecho. Estoy seguro que los progresistas y espero que con buena parte de los trabajadores, nos vamos a oponer con propuestas de futuro, y no nos vamos a sumar a la campaña del miedo, que presente instalar la derecha.