Con éxito terminó huelga de Trabajadores de Litoralpress

“El resultado fue positivo porque el empleador se allanó a gran parte de nuestras demandas”. Este es el balance del presidente del  Sindicato de Trabajadores de la Empresa Litoralpress Medios de Información, Adrián Flandes tras el fin de la movilización que duró cinco días.

“Logramos consolidar un mejor sueldo base al traspasar, los bonos relativamente estables en el tiempo. Además, logramos un reajuste sobre el IPC del 9% (real). Asimismo logramos un seguro de salud y reconocimiento, con un bono bien importante, para la gente que trabaja de noche y mejoras también para la gente que trabaja en el área comercial”.

Estos son parte de los acuerdos firmados por ambas partes, destacando que esta es la primera Negociación Colectiva –iniciada el 9 de mayo- ya que el sindicato se constituyó recién el pasado 29 de marzo.  Cuenta con 63 asociados y tiene un nivel de participación del 81% de los trabajadores de la empresa, que en su mayoría son periodistas.

“Estamos contentos con el resultado porque es nuestra primera Negociación Colectiva. Obviamente que siempre hay cosas que ir mejorando y será labor nuestra ir avanzando en aquello, pero como primera negociación, consideramos que se logró un resultado importante. En el fondo, logramos que el empleador se diera cuenta que, contar con un sindicato es algo importante, que hay un valor agregado que se puede ir generando en torno a un trabajo más equilibrado entre ambas partes”, explicó Flandes.

Otro tema en el que quedaron de acuerdo en la mesa negociadora, fue lo relativo a la automatización de algunos de los servicios que presta la empresa, estableciéndose que estos serán de la mano con los trabajadores: “en la empresa, hace tiempo que se está trabajando en la automatización, como en todas las empresas en Chile. Eso hay que dejarlo claro. Las empresas, normalmente buscan automatizar ciertos servicios. En la mesa de negociación, quedamos en que esta automatización, esta tecnologización de los procesos, siempre va a ir de la mano con los trabajadores, en el sentido de que haya siempre una reconversión (…).  Esto nos parece de muy buena voluntad por parte del empleador y esperamos seguir en esos términos”.