Amplia y transversal solidaridad sindical con trabajadores de “empresas estratégicas” que defienden su derecho a huelga

Consejeros nacionales de la CUT y dirigentes de sindicatos de la Salud, Banca, Comercio, Correo, Campesino, Municipal, Transporte, entre otros muchos más, acompañaron este jueves  a sus pares de gremios de empresas del gas, eléctricas y sanitarias, hasta las dependencias del ministerio de Economía para entregar los documentos con las observaciones, con las cuales rechazaron las solicitudes de estas compañías de energía, respecto de la intención de excluir a sus trabajadores del derecho a huelga.

Cabe recordar que 131 empresas (de sectores de energía y transporte) pidieron a las autoridades pertinentes, excluir a sus trabajadores del derecho a huelga, amparándose en el artículo 362 del Código del Trabajo. Acción que ha sido, transversalmente, rechazada por los trabajadores ya que no solo estaría vulnerando un derecho consagrado, también se hace innecesaria una solicitud de esta naturaleza, toda vez que de acuerdo a la ley, existe el establecimiento de los servicios mínimos y turnos éticos según sea el caso. Asimismo, los dirigentes sindicales esgrimen lo “irrisorio” que resulta ser que estas compañías  que se denominan “estratégicas”, estén en manos de extranjeros y lo contradictorio de invocar el resguardo de la salud de la población para negar el ejercicio de la huelga,  siendo que cuando una persona se atrasa en el pago de alguno de estos servicios, a los dueños de las empresas no les tiembla la mano para cortarle su suministro, vulnerando lisa y llanamente un derecho que dicen resguardar.

Luis Destefani, vicepresidente nacional del Sindicato de Trabajadores del Banco Estado y consejero nacional de la CUT: “es importante apoyar al resto de trabajadores que no tienen, no pueden ejercer el derecho fundamental que es la huelga (…). Lamentablemente, estas empresas que se dicen estratégicas, la mayoría tiene capitales extranjeros, por lo tanto sus trabajadores deberían ejercer ese derecho fundamental que es negociar (…). En mi opinión, estaríamos volviendo a la esclavitud; solamente estaríamos a lo que te entrega el patrón y no lo que los trabajadores pueden pelear de acuerdo a lo que ellos creen que puede ser, según las ganancias que tienen las empresas”.

Eric Campos, vocero del Sindicato de Trabajadores del Metro y consejero nacional de la CUT: “nos parece relevante poder concurrir hoy a acompañar a los distintos sindicatos que están incorporados en una lista, cuyos empleadores han solicitado la declaratoria de empresas estratégicas con el único objetivo de negarles el derecho fundamental y esencial a la huelga. Como Metro, estamos todos los años con la misma preocupación de que la empresa, para evitar el derecho a huelga de los distintos sindicatos, pueda incorporarnos en este listado y en esta declaratoria de empresa estratégica. El gobierno, hoy tiene que dictaminar qué Chile va a elegir: el Chile de la dictadura con estos decretos que permiten todavía que se les quite el derecho a huelga a los trabajadores. O el Chile de la democracia que se incorpora en la Reforma Laboral, donde, explícitamente se le reconoce a los trabajadores el derecho esencial a la huelga”.

Marcos Canales, dirigente del ámbito de la Salud y consejero nacional de la CUT: “solidarizamos con los compañeros porque las empresas estratégicas representan un sector que tiene que ver con el Estado (…). Solidarizamos porque aquí, se aplica el tema: primero ellos, después nosotros. No hay que olvidarse que a los hospitales públicos también, en algún momento, se les puede implementar el criterio de que no pueden hacer huelga a raíz de que atendemos pacientes, pero responsablemente los gremios de la salud, nunca han dejado de cuidar a los pacientes aun estando en huelga, pero también legalmente se pueden generar espacios que permitan impedir que al resto de los trabajadores públicos se les niegue este derecho a huelga”.

José Galaz, presidente de la Federación de Trabajadores del Comercio: “esto nos cruza, prácticamente a todos los sectores (…). Tenemos que apoyar, solidarizar y sociabilizar con todos los sectores de las ramas de actividad económica, porque la huelga es un derecho fundamental de los trabajadores”.

Osvaldo Zuñiga, presidente de la Confederación Nacional Sindical Campesina Ranquil, y consejero nacional de la CUT: “nuestra solidaridad es porque si se parte con estas empresas, luego van a decir que todas las empresas son estratégicas: el transporte, la salud y van a seguir justificando. Por eso hay que ponerle corte hoy, antes de que esto se empiece a desarrollar. El derecho a huelga es irrenunciable por muy estratégica que sea la empresa. La empresa tendrá que ver cómo responde a los trabajadores para evitar que se vaya a huelga, si eso es la esencia a la Negociación Colectiva. Nunca un trabajador quiere ir a huelga; el tema es la dureza del empleador al momento de sentarse a negociar”.

El cuestionado Artículo 362 del Código del Trabajo, establece que “no podrán declarar la huelga los trabajadores de aquellas empresas que: atiendan servicios de utilidad pública, o cuya paralización cause grave daño a la salud, a la economía del país, al abastecimiento de la población o a la seguridad nacional”. La ley señala que los trabajadores tienen un plazo de 15 días a contar de la notificación para hacer sus observaciones. La calificación de estas empresas (que debe ser evaluada cada dos años en el mes de julio) corre por cuenta de los ministerios de Economía, Trabajo y Defensa Nacional y puede ser reclamada ante la Corte de Apelaciones.